Cartel Ruta del Emperador Carlos V Itinera Carolus V

3 de febrero de 2018: XIX ‘Ruta del Emperador’

Naturaleza, pueblos con encanto, una ruta cargada de historia… Y chocolate caliente para comenzar la jornada y migas para recuperar las fuerzas perdidas. Eso, para empezar. Ingredientes que hacen de la ‘Ruta del Emperador’ entre Jarandilla de la Vera y el Monasterio de Yuste —ya en su XIX edición—, un evento apto para todas las edades.

Tres de la tarde. A esa hora abandonó Jarandilla de la Vera el Emperador Carlos. Por compañía, los criados que quedaban para su servicio; su fiel mayordomo, Luis Méndez de Quijada; y el Conde de Oropesa, Fernando Álvarez de Toledo, a caballo a ambos lados de la litera que lo transportaba. Ululaba el viento, frío, en la despedida al Emperador. Dos horas más tarde, a eso de las cinco, era recibido en el Monasterio de Yuste, a cuya iglesia —adornada con profusión de luces y colgaduras— fue trasladado en una silla hasta las gradas del altar mayor. Y llenando la atmósfera del recinto, el Te Deum en su honor.

Así llegó el Emperador Carlos al Monasterio de Yuste. Dos horas de viaje recorriendo unos escenarios, entonces solitarios y sombríos, nada que ver con los que se podrá disfrutar el próximo sábado 3 de febrero.

Ese día se celebrará la ‘XIX edición de la Ruta del Emperador’. Tres localidades —Jarandilla y Aldeanueva de la Vera y Cuacos de Yuste—, atravesadas por una ruta centenaria y llena de atractivos naturales. Un día para pasar en familia, para disfrutar del entorno y, sobre todo, para conocer una tierra que tiene mucho que ofrecer y enseñar.

Ruta Carlos V Itinera Carolus V

Una jornada, que se repetirá al fin de semana siguiente, 10 de febrero, en su modalidad ecuestre —la XVI edición ya—, perfecta para realizar la última ruta que hizo en vida el Emperador Carlos, el hombre más importante de su época; para deleitarse con el encanto de los paisajes y naturaleza de la comarca cacereña de La Vera —gargantas, tierras en las que se cultivan tabaco y los pimientos para su famoso pimentón, bosques de robles y olivos, olorosas jaras y tomillo, mirlos y oropéndolas volando sobre nuestras cabezas—; para adentrarse en la arquitectura popular, de la que las tres villas son perfectos ejemplos —el Castillo del Conde de Oropesa en Jarandilla, hoy transformado en parador nacional de turismo; la Fuente de los Ocho Caños de Aldeanueva y su iglesia de San Pedro; la plaza de la Fuente de los Chorros y la iglesia parroquial de la Asunción en Cuacos—; y para disfrutar de la gastronomía de la zona, pues si al Emperador le gustaba el buen yantar, ¿por qué no hacer como él?

Será el día 3 de febrero. Y merecerá la pena. Si quieres echar un vistazo al catálogo de actividades, aquí lo tienes:

Ruta Carlos V Itinera Carolus V

¡Te esperamos!

One thought on “3 de febrero de 2018: XIX ‘Ruta del Emperador’”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s