Un dedo, la evidencia de la malaria que acabó con la vida del emperador

El análisis del dedo meñique del emperador Carlos V ha revelado que falleció a consecuencia de esa enfermedad

Uno de los grandes enigmas de la historia ―la muerte del emperador Carlos V― fue desvelado no hace muchos años gracias a la pericia e insistencia del médico Julián de Zulueta. Porque, al contrario de lo que se piensa a menudo, el emperador no falleció a consecuencia de la gota, sino de la malaria.

Julián de Zulueta, hijo de un ministro de Manuel Azaña, fue un médico especialista en enfermedades tropicales que primero trabajó para la Fundación Rockefeller y posteriormente para la Organización Mundial de la Salud (OMS). Como epidemiólogo, dirigió varias campañas contra la malaria en países de Asia, África, Europa y América. Incluso los dayak de Borneo se referían a él como Tuan Nyamok, es decir, el Señor de los Mosquitos en la lengua local.

Una vez jubilado, y a pesar de convertirse en alcalde de Ronda, siguió ligado a la investigación, y más en concreto a desentrañar el secreto de la muerte de una momia que mantenía la barba y los ojos bien abiertos, a la que se abrazaba un miliciano en 1936; imagen publicada en un periódico francés y que llamó su atención para siempre. Momia que Zulueta relacionó con los restos del emperador Carlos V.

La última falange del meñique del emperador

Tras numerosos avatares, Zulueta consiguió acceder a la última falange del meñique del emperador, que se conserva en el interior de una pequeña urna del monasterio de San Lorenzo de El Escorial; y gracias a la ayuda de Pedro Alonso, otro de los grandes científicos españoles dedicados a la lucha contra el paludismo, pudo estudiar la referida falange.

El estudio confirmó, en efecto, que Carlos V sufría terribles dolores como consecuencia de la gota; asimismo, que falleció por culpa de la malaria, enfermedad provocada por el parásito Plasmodium falciparum, y que cada año afecta a cerca de 215 millones de personas en todo el mundo.

Centro de Interpretación del Paludismo de Losar de la Vera.

Y para conocer más acerca de dicha enfermedad y su desarrollo e incidencia, os invitamos a visitar el Centro de Interpretación que Losar de la Vera le dedica. ¡Totalmente recomendable la visita!

FUENTE: Hipertextual.com

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s