La moda femenina a partir de 1550

Análisis de las prendas que utilizaban las mujeres para vestirse en la época del emperador

¿Cómo vestían las mujeres en la última época de la vida del emperador Carlos V? Marian Riñones, presidenta de la Asociación El Palenque, de Laredo, nos cuenta algunos detalles de su vestimenta.

Lo primero que debemos tener en cuenta son unas consideraciones generales que nos explica Marian Riñones, presidenta de la Asociación El Palenque, de Laredo, asociación cuya presencia es habitual en buena parte de las recreaciones históricas que se celebran a lo largo de esta red de rutas:

“La moda femenina experimentó un cambio a mediados del siglo XVI. En ese momento dejó de llevarse el escote y aparece el cuello alto con lechuguilla. Además, se marca la estrechez de la cintura y se pierde la forma natural del cuerpo, utilizando el cartón de pecho. A todo esto hay que añadir que también se impone el uso del verdugado y, encima, se viste la saya o conjunto de cuerpo y falda. En definitiva, los rasgos más característicos que fueron imitados por otras cortes europeas”.

Prendas interiores

Hay que decir que estas prendas eran totalmente ocultas. “La alta nobleza las tejía con ricas telas tales como sedas y brocados, mientras que los menos privilegiados se conformaban con el lino o el algodón”, nos cuenta Marian Riñones.

Entre aquellas prendas citamos las siguientes:

  • Camisa: de cuello bajo que, después, deberá poner una gorguera para tapar el escote.
  • Corpiño terminado en V en la parte delantera.
  • Verdugado: falda con forma cónica y aros rígidos. “Daba rigidez y forma acampanada a la falta, que va debajo de la saya”.

 

Prendas semiinteriores

Se trata de prendas que podían quedar ocultas o verte su frente. Es el caso de la basquiña de seda, “una falda acampanada que se llevaba encima del verdugado”, explica la presidenta de El Palenque.

Escotes y cuellos

La lechuguilla del cuello eran una sondas similares a las hojas de una lechuga rizada. “Era tan alto que obligaba a llevar la cabeza erguida. Esta prenda se confeccionaba con lienzo o tela de Holanda”, sigue contando Marian Riñones.

En cuanto a la gorguera, se le siguió llamando como tal al conjunto formado por gorguera y cuello de lechuguilla. “En los últimos años de vida del emperador, aquéllas eran aún más altas y rígidas”, confiesa.

Mangas

Respecto a las mangas, eran muy ajustadas y pespunteadas con otras más cortas encima; y los puños del vestido estaban rematados de forma dentada. Sin embargo, otras mangas eran dobles: “Una, que estaba abierta, por donde se sacaba el brazo, quedando la manga colgada desde el hombro; y otra, la llamada “manguilla”, que cubría el brazo”, prosigue la presidenta de El Palenque.

Prenda de Encima

En cuanto a esta prenda, se trata de la ropa de abrigo que se vestía sobre la saya o de los otros vestidos que llevaban las mujeres cuando iban a cuerpo. “Se trataba de una prenda de uso obligatorio al salir a la calle”, explica Marian Riñones.

Mientras, la ropa era la prenda de encima más generalizada. “Iba por delante, de arriba abajo, con mangas y separadas del cuerpo”, prosigue”.

En próximas entregas, tocados, peinado y calzado. ¡No te lo pierdas!

Un comentario en «La moda femenina a partir de 1550»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s