El primer viaje del emperador Carlos V a Valladolid

El todavía príncipe llegó a Valladolid a la edad de 17 años, el 18 de noviembre de 1517

Aquel primer viaje del todavía príncipe —venía a por lo suyo, o sea, a por la corona de Castilla tras quitarse a su madre de en medio— será recordado por su entrada triunfal en Valladolid. Eso sí, el recibimiento, más frío que las ráfagas de viento que asolan la meseta antártica.

Carlos, ese imberbe de 17 años que había llegado a España diciendo aquello de qué hay de lo mío —o sea, la corona de Castilla, después de que Chièvres le apartara del camino a la legítima, esto es, la reina Juana—, se presentó ante las puertas de Valladolid el 18 de noviembre de 1517. Ojo al dato, que decía el mítico García: noviembre. Valladolid. Desde luego, clima tropical, poco. O nada.

Valladolid.

En concreto, el futuro Carlos I de España y V de Alemania entró en la ciudad por la Puerta del Campo —actual Plaza de Zorrilla—, y lo hizo acompañado de su hermana Leonor y de su hermano Fernando; al que había conocido una semana antes en Mojados. Pero le tuvo que decir vente conmigo, que nos vean juntos, y tal. ¿Por qué? Sencillo: para tapar bocas. Bastante era con que Juana —la madre de ambos— estuviera ya en Tordesillas disfrutando de un confinamiento de por vida —ríete tú de lo de ahora, anda—, como para que la peña le viera llegar por las bravas. Pues, recuerdo, Fernando asimismo tenía aspiraciones al trono de Castilla. Era también hijo de Juana y el preferido del padre de la susodicha —Fernando, el llamado Católico— y de la nobleza y del pueblo castellano. Pues eso. Dame la manita, Fernando, y tal, Pascual.

Entrada gloriosa, dije antes. Por el acompañamiento, que fue flojo: además de los hermanos, a su lado marchaban el arzobispo de Zaragoza, representantes del Papa, del emperador Maximiliano —su abuelo—, el rey de Portugal y de la nobleza veneciana. Abrían el cortejo los quinientos infantes del capitán de Espinosa, seguidos por la caballería real y del capitán Cabanillas, las trompetas del infante don Fernando, los caballeros del Toisón de Oro, los altos dignatarios, señores, duques, condes, barones y marqueses, etc., etc., etc. ¿Y Carlos? Hecho un pincel: vestido de punta en blanco, que para eso voy a ser rey, diría. A su derecha le acompañaban —cuentan las crónicas—, cien caballeros alemanes engalanados con el blanco, el amarillo y el rojo de la casa de los Habsburgo; a su izquierda, otros tantos arqueros con la cruz de San Andrés en el pecho. Tras él, cuatrocientos alabarderos españoles. Eso lo pilla Durero y monta un acuarela del copón.

¿Y el recorrido? Muy rico. Por lo que pudo ver y demás: lo mejor de lo mejor de Valladolid para deleitar la vista: desfile por la actual calle de Santiago hasta la Plaza Mayor —entonces plaza del mercado—, y de allí hasta la Iglesia de Santa María, donde Carlos besó y oró los Santos Evangelios —y lo que hiciera falta. Si le ponen una foto del alcalde, también— antes de emprender el camino hacia el palacio de los condes de Rivadabia —actual Palacio de Pimentel—, donde se alojó en esta primera estancia.

Palacio de Pimentel, Valladolid.

¿Y el ambiente? Lo que dije ante: hace más calor en la meseta antártica seguro, y en cualquier época del año. Entre que llovió a cántaros —a ver, noviembre, 1517. Milagros, a Lourdes—, lo que dejó las calles para que los marranos —los animales, digo— se lo pasaran bomba revolcándose sobre ellas; que la peña no le quería ver ni en pintura. Ni de Durero, ni de Tiziano, ni de ningún otro; y que la Iglesia, tres cuartas partes de los mismo. Con ganas de repartir hostias, y no las de consagrar, precisamente. Pues eso.

Luego vendría lo de la Guerra de las Comunidades. Que se veía venir viendo el percal, vamos. A nadie le cogió por sorpresa.

©Víctor Fernández Correas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s