Personajes de nuestras rutas: Bárbara Blomberg

Último amor del emperador Carlos V, fue la madre de su hijo Juan de Austria, el héroe de la batalla de Lepanto

Con tan sólo 19 años, la vida de Bárbara Blomberg cambió. La visita del emperador Carlos V a Ratisbona para asistir a la Dieta que allí se celebraba se tradujo, un año después, en un niño que le fue arrebatado cuando aún no había cumplido los dos años de su vida. Parte de su último tramo de vida lo pasó en Colindres, miembro de esta red de rutas.

Bárbara Blomberg era la hija mayor de una pareja de burgueses de Ratisbona dedicada al comercio, y cuya vida se cruzó con la del emperador Carlos V en 1546. Un encuentro que cambiaría su vida por completo.

El emperador había acudido hasta aquella ciudad para asistir a una Dieta cuyo objetivo era evitar un enfrentamiento armado con los príncipes protestantes alemanes, que finalmente se produjo. Contaba entonces con 46 años, y el destino quiso que se le cruzara en el camino una muchacha de 19 años.

Posiblemente el futuro de Bárbara Blomberg fuera casarse con una persona que pudiera ayudar a su padre en el negocio, pero todo quedó interrumpido al quedar Carlos V prendado de ella. El resultado de ese prendamiento fue una criatura que, sin embargo, le fue arrebatada cuando apenas tenía quince meses de vida; a la que su padre, el emperador, conoció en Yuste en los últimos meses de su vida y a la que reconoció como hijo tras su fallecimiento. El tiempo haría de él toda una leyenda ya como Don Juan de Austria tras la batalla de Lepanto.

Bárbara Blomberg.

Tras aquel episodio, Bárbara Blomberg se casó en 1550 con Jerónimo Píramo, tutor del pequeño, al que el emperador recompensó de esa manera por ayudarle a encubrir sus amores con aquella joven.

Ya viuda, Bárbara Blomberg se dejó llevar por el camino de una vida disoluta; e incluso, estando en Bruselas, a su propio hijo Juan de Austria, entonces gobernador de los Países Bajos, se le aconsejó que la alejara de él por ser perjudicial para su reputación.

Bárbara Blomberg pasó los últimos años de su vida en tierras cántabras, primero en Colindres, y finalmente en Ambrosero, donde falleció en 1597.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s