El nacimiento de Carlos V

El emperador Carlos V nació en una letrina, donde su madre, la reina Juana, entró pensando que tenía ganas de hacer de vientre

Hay maneras y maneras de venir al mundo, pero la que tuvo el emperador Carlos V se puede considerar de las menos “decorosas” habidas y por haber. Y es que la primera luz la vio en el retrete en el que entró su madre pensando que necesitaba hacer de vientre.

Sigue leyendo El nacimiento de Carlos V

Carlos V: dos maneras de vivir y de morir

Su manera de venir a este mundo y de irse de él fueron diferentes y curiosas

Carlos V vino al mundo en la madrugada del 24 de febrero del año 1500, y se marchó de él en la madrugada —también— del 21 de septiembre de 1558. En el primer caso, lo hizo en lo más parecido a un retrete; en el segundo, postrado en la cama por culpa de la enfermedad que le transmitió la picadura de un mosquito. Sigue leyendo Carlos V: dos maneras de vivir y de morir

CURIOSIDADES DE CARLOS V: CÓMO NACIÓ EN UN RETRETE

¿SABÍAIS QUE… el emperador Carlos V nació en un retrete? Su madre, Juana, que asistió a una fiesta en el Palacio de Prinsenhof, en Gante, el 23 de febrero de 1500, para acompañar a su marido, que tenía más peligro que una piraña en un bidé rodeado de tanta cortesana bella. Y así, con su barrigón a cuestas, se presentó junto con él en dicha fiesta. Durante la madrugada sintió ganas de ir al baño. Lo que viene siendo un apretón, vamos; y una vez allí, lo que salió fue una criatura sonrosada y pegando chillidos. Sola, sin doncella alguna a su lado, había dado a luz al futuro Carlos I de España y V de Alemania en un retrete pestilente.