GANTE CAROLUS V EMPEROR 2

Feria y procesión de los Stroppendragers de Gante

Del 6 al 8 de julio, una de esas recreaciones históricas que merece la pena ver en una ciudad cuya visita es imprescindible

No tiene nada de leyenda y sí mucho de realidad, y no queda para que Gante asista, un año más, a la feria y procesión de los Stroppendragers. Ciudad que, para más señas, es el lugar de nacimiento del Emperador Carlos. Pero…

Las cosas no suelen salir siempre como uno quiere. Y sin más preámbulos, vamos a contar en qué consiste dicha procesión. Para ir abriendo boca, la traducción del término: los portadores de soga (Stroppendragers). ¿Y eso?, te estarás preguntando.

Que el Emperador Carlos naciera en Gante no fue óbice para que tuviera disputas con su ciudad natal. Especialmente una, a consecuencia de los dineros que necesitaba para sufragar su guerra —una de tantas— con Francisco I de Francia, en este caso por el dominio del norte de Italia. Y había que pagar a unas tropas que ya llevaban demasiado tiempo guerreando, pero las arcas de la corona estaban tiritando —como siempre—. Pero entre que Gante había entrado en crisis y que había recibido bastantes multas impuestas por la corona, se negó a pagar. A tanto llegó la cosa, que los ganteses declararon a Francisco I como rey de la ciudad e incluso hasta esperaron su apoyo… Que no llegó. Y si no llegó fue por una nueva paz suscrita entre ambos monarcas, paz que el mismo rey galo no tenía intención de romper por un detalle así. Hasta permitió que las tropas del Emperador cruzasen Francia para que llegaran a Gante.

La ira del Emperador Carlos

¿Y una vez allí? Cuentan las crónicas que cerca de 5.000 soldados llegaron a la ciudad el 14 de febrero de 1540 y que el Emperador Carlos mandó arrestar a los instigadores de las revueltas, cerca de 25, que perdieron la cabeza de inmediato. Los culpables restantes fueron condenados a humillación pública por su rebeldía el 29 de abril de 1540. El castigo consistió en que rindieran pleitesía al rey vestidos con túnicas negras y descalzos. Y tras ellos, algo más de 300 representantes de los gremios de artesanos, tejedores y, finalmente, 50 jornaleros vestidos de blanco e igualmente descalzos. Y con un nudo de horca al cuello para simbolizar el castigo recibido.

A todo lo anterior hay que sumar que el Emperador Carlos anuló todas las leyes, fueros y privilegios de Gante, se eliminaron las puertas de las murallas, se disolvieron o se vieron obligados a fusionarse los gremios artesanos, y las campanas de las iglesias, símbolo de la independencia de la ciudad, fueron arriadas, como fue el caso de la mítica Roland, que avisaba a los habitantes de la ciudad de cualquier acontecimiento o contingencia.

Stroppendragers

La consecuencia es esta procesión, en la que cerca de una cincuentena de personas vestidas con túnicas blancas caminan descalzas por Gante con una cuerda de ahorcado al cuello desde que, a finales de los años 70 del pasado siglo, una asociación decidiera recrear dicho paseíllo.

En total, diez días de celebraciones los que disfruta Gante durante el mes de julio y que merecen una visita. Tanto las ferias en sí como la misma procesión de los Stroppendragers. Una curiosidad que no deberías pasar por alto.

Fuente: Ireneu.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s